Conoce los préstamos sin nómina

Cuando se necesita dinero es habitual que recurramos a un crédito o a un préstamo bancario. El problema es que estas operaciones requieren, a veces, de ciertas garantías frente a la entidad a la que le pedimos el dinero, a fin de demostrar que vamos a tener la capacidad económica para devolver ese monto que hemos solicitado. Y cuando no tenemos trabajo o bien este no es por cuenta ajena las cosas pueden ponerse difíciles. Afortunadamente, en el mercado contamos con una buena oferta de préstamos sin nómina, de los que obtener la financiación que necesitamos de forma sencilla. Si nunca has necesitado uno de estos servicios te contamos todo lo que debes saber y cuáles son las mejores opciones para ti.

Qué es un préstamo sin nómina

Cuando pedimos un préstamo personal es habitual que la entidad que nos deja el dinero nos pida una serie de garantías, que suelen formar parte de nuestro propio perfil. Entre esos requisitos se encuentra una solvencia que nos permita devolver el dinero prestado en el momento en que se nos solicite. Para los trabajadores asalariados cumplir con este requisito es bastante fácil, dado que la nómina demuestra de forma fehaciente no solo nuestro nivel de ingresos sino que también demuestra una cierta continuidad en los mismos. Algo que facilita obtener el dinero que necesitamos.

Sin embargo, no todos las personas tienen una nómina que puedan mostrar. Hablamos de personas como los desempleados, los pensionistas o los trabajadores por cuenta ajena, que tienen en los créditos sin nómina una solución adecuada para obtener el dinero que necesitan. La principal ventaja de este tipo de préstamos es que utilizan otros parámetros para evaluar el perfil del candidato y saber si este es adecuado para la cantidad de dinero que necesitan. Tanto como demuestran los préstamos sin nómina, ni aval ni DNI que tenemos a nuestro alcance.  No obstante, estas soluciones se plantean bajo diferentes productos concretos, de los que hablaremos un poco más adelante.

Quiénes pueden pedir un préstamo sin nómina

Dado que los únicos que tienen una nómina como tal son los trabajadores por cuenta ajena encontramos varios perfiles interesados en pedir un préstamo sin nómina. Entre ellos tenemos los siguientes.

Trabajadores por cuenta propia: Hablamos de pequeños o medianos empresarios, así como de ciertos profesionales liberales, que trabajan por sí mismos y por tanto no cuentan con una nómina al uso. No obstante, estos perfiles no siempre tienen que recurrir a los préstamos online sin nómina ni al resto de productos que hemos comentado, dado que sí cuentan con medios para demostrar su solvencia. En concreto, el autónomo cuenta con una declaración de ingresos, que son las retenciones que abona trimestralmente a Hacienda como fruto de su trabajo e ingresos. Algo que permite a estos usuarios acceder a más opciones que los créditos sin nómina convencionales y con mejores costes.

Estudiantes: Los estudiantes son un perfil complejo a la hora de acceder a financiación, dado que no cuentan con ingresos propios y, en caso de tenerlos, estos suelen ser más bien modestos y procedentes de algún pequeño trabajo a tiempo parcial. Tampoco tienen un perfil crediticio complejo, como pasa con las personas de mayor edad y más experiencia vital. En este caso, estas personas no tienen la facilidad de encontrar a alguien que les diga “te presto dinero sin pedir ningún requisito”, lo que los lleva a depender de estos créditos sin nómina. La única alternativa serían los préstamos estudiantiles, aunque en este caso el dinero tiene una serie de usos muy específicos.

Pensionistas: Cuando hablamos de pensionistas nos referimos a todas aquellas personas que cobran algún tipo de prestación sin importar si esta es por jubilación, por algún tipo de discapacidad o de cualquier otro tipo. El perfil de estos usuarios es similar, en tanto que la persona no pueda trabajar, dado que sus ingresos quedarán limitados al importe de la pensión que reciba. Algo que complica acceder a la financiación tradicional y que lleva a estos usuarios a depender de los préstamos a plazos sin nómina.

Desempleados: Las personas desempleadas también tienen ciertos problemas a la hora de acceder a la financiación, algo menores en caso de que cobren alguna prestación, aunque su destino común suele ser recurrir a un crédito sin nómina para obtener el dinero que precisen para sus proyectos.

Otros casos: Aunque los grupos anteriores abarcan prácticamente a todos los colectivos que, por sus circunstancias, requieran de un préstamo sin nómina, quedan otros perfiles menos específicos que también pueden requerir de este servicio. Un ejemplo sería un rentista, que reciba ingresos de alquiler de viviendas o locales pero que no llegue a los mínimos exigidos para declararlos.

Qué entidades ofrecen préstamos personales sin nómina

Debido a las características que tienen este tipo de préstamos y al mayor de nivel de riesgo que tienen en habitual que los bancos y las entidades financieras tradicionales no sean de las que más préstamos de este tipo conceden. De hecho, lo más que estas entidades ponen al alcance de los usuarios son muy específicos, tales como una tarjeta de crédito sin nómina y cuyo importe generalmente no supera los 1.000 euros. Un producto que, todo sea dicho, tiene un nivel de intereses muy elevado.

Por eso, cuando se trata de pedir uno de estos préstamos sin nómina ni aval lo más recomendable es buscar en la red las ofertas más interesantes. Nosotros hemos reunido algunas de las más interesantes, con las que te será fácil conocer qué mueve el mercado. La mayor parte de ellas proceden de entidades vinculadas solo en el mundo online, sin oficinas físicas y que hacen más fácil obtener créditos online sin nómina. Esto se debe a que estas nuevas entidades tienen unas reglas menos rígidas respecto del riesgo y además ahorran dinero en todo en lo que la banca tradicional lo sigue gastando, como oficinas o publicidad. Algo que permite a estas empresas financieras ser menos existentes con los requisitos de sus clientes. Así que si tienes problemas con tu entidad de siempre, los préstamos online sin nómina son la mejor opción para ti.

Qué productos puedes solicitar

Aunque hablamos de préstamos sin nómina en términos genéricos, es cierto que estos tienen diferentes formatos conforme al importe solicitado y las demás características inherentes para cada uno de ellos.  Así que, tanto si necesitas dinero rápido sin nómina como si puedes esperar un poco más para cubrir una demanda algo más elevada, cuentas con diferentes opciones adecuadas para ti.

Préstamos convencionales: aunque no son los más fáciles de conseguir, los préstamos personales clásicos son una buena opción para obtener una buena cantidad de dinero sin necesidad de aportar tu nómina. Si tienes una buena vinculación con tu banco o con alguna financiera incluso es posible que tengas ya uno de estos préstamos preconcedidos, así que no tendrás más que consultarlo con tu entidad para saberlo. Si no has tenido esta suerte y tienes una buena justificación de ingresos tampoco te sería demasiado difícil obtener uno de estos productos.

Créditos rápidos sin nómina: los créditos rápidos son productos financieros a los que también podemos acceder si las cantidades solicitadas no son muy elevadas. De hecho, para importes menores a 1.000 euros la concesión es bastante sencilla, siempre que no tengas impagados o no figures en algún registro de morosos y tus ingresos sean adecuados para la cantidad pedida. Si necesitas algo más de dinero tendrás que aportar algunos datos más, aunque hasta los 3.000 euros no te será tampoco complicado conseguirlo si tienes un buen perfil.

Tarjetas de crédito sin nómina:  cuando se trata de conseguir dinero sin muchas dificultades las tarjetas de crédito son una buena opción. De hecho, igual que hay préstamos sin tarjeta de crédito también tenemos tarjetas de crédito sin nómina que incluyen una cierta cantidad de crédito disponible. En este campo son muchas las financieras cuyos requisitos son bastante laxos y nos facilitan obtener hasta 1.000 euros, a veces algo más, sin más que rellenar un simple formulario. No obstante, sí resulta importante verificar los intereses y el TAE de cualquier préstamo, en este caso es aún más necesario, pues los intereses de estos productos son de los más elevados del mercado.

Créditos al consumo: si lo que necesitas es dinero para renovar electrodomésticos, cambiar la tele o cualquier otra compra específica esta es la modalidad más recomendable. Muchos de estos créditos los ofrecen las grandes superficies, que nos entregan una tarjeta y una línea de crédito con importe para tales gastos, siendo de las opciones más interesantes para este cometido.

Minicreditos rápidos sin nómina: tanto los mini créditos como los micro préstamos sin nómina son una buena alternativa si no necesitas mucho dinero. En general, estas plataformas online te ofrecen cantidades que van desde los 50 a los 300 euros, con unos requisitos muy reducidos y, por supuesto, sin necesidad de nómina. Además, muchas de estas entidades no cobran intereses en sus préstamos. Sin embargo, lo que sí suelen cobrar son gastos de gestión, cuyo importe muchas veces llega al 10% del importe total del préstamo. Así que no son una solución especialmente barata.

Préstamos para estudiantes sin nómina: tal como su nombre indica, este producto es específico para los estudiantes y les permite obtener dinero para el pago de cursos, matrículas y otros gastos relacionados con la formación. La buena noticia es que muchas universidades tienen convenios con algunas entidades, que facilitan unas mejores condiciones a los estudiantes. De todos modos, sigue siendo necesario justificar una cierta solvencia, muchas veces por parte de los padres, dependiendo del importe solicitado y el resto de características del préstamo.

Cómo demostrar mi solvencia

Cuando solicitamos un préstamo personal de tipo tradicional nuestro propio perfil suele ser suficiente para cubrir las exigencias que la entidad demanda en términos de solvencia. Algo que ocurre con mayor intensidad en caso de que el importe solicitado no exceda los 3.000 euros, que es la cantidad típica que podemos conseguir con ciertos créditos rápidos sin nómina. A partir de este importe sí es cierto que conseguir un crédito rápido sin nómina es más complicado y se nos solicitarán más pruebas de dicha solvencia.

Una de estas pruebas es nuestro historial financiero. Dado que existen registros de los créditos que hemos solicitado y hemos pagado, si nuestro perfil financiero tiene una buena salud todo será más fácil. Esto implica no figurar en ningún registro de morosos, como el RAI o el ASNEF, y haber pagado siempre en tiempo y plazo los diferentes créditos y préstamos que hayamos podido solicitar.

Otro elemento que puede sernos útil para este cometido son aquellos ingresos que seamos capaces de demostrar más allá de la nómina. Una cuestión en la que tienen ventaja los autónomos y los pensionistas, dado que ambos cuentan con documentos que certifican las cantidades que ingresan de su actividad profesional, para los autónomos, o bien el importe que les corresponde cobrar por la prestación a la que tienen derecho. En este último caso, sobre todo si el importe es elevado, es muy probable que el certificado de pensión que emite la seguridad social sea suficiente para obtener un crédito sin nómina al instante.

Para demostrar nuestra solvencia también es posible utilizar garantías. Algo que, se supone, no debería ser necesario cuando se trata de pedir préstamos personales pero que, dadas las circunstancias, siempre nos ayudará en el proceso. Estos tipos de garantías pueden ser materiales o avales. En el caso de las garantías materiales hablamos de bienes que poseamos y que puedan servir como muestra de nuestra buena salud económica, como nuestra vivienda. También es habitual que en los préstamos al consumo para la compra de vehículos este constituya una prenda del propio crédito, de modo que si no lo pagamos su propiedad se transfiera a la financiera y salde así el importe de la deuda.

Respecto a los avales, estos pueden ser propios o ajenos. En el caso del aval propio el usuario destina parte de su dinero a constituir un aval por el importe necesario para mostrar la solvencia que la entidad requiera. Una solución interesante pero que requiere de tener ese dinero. Por otra parte, los avalistas convencionales serían aquellas personas que, en caso de impago del préstamo, se encargarían de atender la deuda correspondiente de forma solidaria con quien solicita el préstamo. Es la última opción a la que deberíamos llegar, aunque dependiendo del importe del préstamo a veces es la única alternativa que nos queda.

Desventajas de los préstamos sin nómina

Aunque hasta ahora hemos visto las diferentes ventajas que tienen estos préstamos, la verdad es que el producto también tiene sus inconvenientes. El principal tiene que ver con los intereses que vamos a pagar por ese dinero prestado. Pensemos que una persona sin nómina tiene un perfil de riesgo más elevado que una persona que tiene una continuidad en sus ingresos como un trabajador por cuenta ajena. Dado que las posibilidades de que estas personas no devuelvan el dinero prestado son más elevadas es razonable que el interés, el precio del préstamo, sea más elevado.

Relacionado con lo anterior también tenemos que hablar de las comisiones y gastos que muchos de estos préstamos llevan aparejados. Pensemos que la tramitación de un préstamo personal sin nómina requiere del estudio de una serie de documentos y unas gestiones que no siempre son necesarias si tenemos una nómina, que nos da el resultado de forma más clara. Así que es habitual que los préstamos online sin nómina tengan comisiones de estudio, de apertura o similares. Por cierto, aprovechamos para prevenirte frente a los préstamos sin nómina gratuitos que muchas entidades ofrecen y que, aunque no tienen gastos, generalmente tienen más intereses que un préstamo convencional. Así que revisar el TAE es fundamental para que el coste de ese dinero no sea mayor al que debe.

Finalmente, los préstamos sin nómina no tienen la flexibilidad de los créditos tradicionales respecto a los importes y los plazos que puedes elegir. Las cantidades tienden a ser reducidas y los plazos muy férreos en cuanto a la devolución, por lo que hay que pasar por el aro y ajustarse a lo que la entidad nos ofrezca. Afortunadamente, la amplia oferta de entidades que ofrece estos productos facilita un poco encontrar un préstamo cuyas características se ajusten adecuadamente a nuestras necesidades concretas.

Cómo pedir préstamos sin nómina

Si finalmente te has decidido a pedir uno de estos préstamos es conveniente saber cuál es el proceso para ello, los documentos y las siguientes fases que conlleva la tramitación del mismo. Pero no te preocupes, porque para que todo te sea más fácil aquí te describimos cada uno de esos pasos.

Documentación necesaria

El primer paso que debes dar una vez que has decidido cuál es el crédito sin nómina que más te conviene es reunir la documentación necesaria para la solicitud. Entre estos documentos se encuentra el DNI, el NIE para los extranjeros o bien el pasaporte, a efectos de demostrar tu identidad. También es habitual que te soliciten un recibo de un servicio domiciliado, como el agua o la luz, para confirmar tu dirección de residencia. En el lado financiero será necesario aportar un extracto con el número de tu cuenta bancaria, que es donde se va a ingresar el importe del préstamo y en donde se cargarán también los costes relativos al mismo.

Respecto a los ingresos, tendrás que aportar copia de aquellos documentos necesarios para acreditarse fehacientemente y en cantidad suficiente para cubrir adecuadamente las cuotas del préstamo. Entre estos documentos se encuentran las declaraciones de Renta, las retenciones trimestrales para los autónomos, el certificado de ingresos para los pensionistas o bien los últimos movimientos y un certificado de saldo de tu cuenta bancaria. No obstante, si el préstamo lo estás solicitando a una entidad con la que ya tienes una cierta vinculación es posible que no sea necesario aportar tanto dato, dado que la financiera ya lo tendrá.

Finalmente, en caso de que sea necesario aportar garantías adicionales también tendrás que incluir la documentación correspondiente. Hablamos de los datos del vehículo que pongas como garantía, en los préstamos para coche, o bien las propiedades que incluyas como avales del préstamo. Y si este aval es personal o de un tercero también será necesario aportar aquellos documentos que sean necesarios

Por cierto, todo este procedimiento es similar en caso de que optes por pedir un préstamo sin nómina online, aunque con la ventaja evidente de que no vas a tener que desplazarte a la oficina. También tienes la ventaja de que todo este proceso es mucho más fácil, debido a la mayor agilidad con la que trabajan las entidades online. Así que, si quieres ahorrar tiempo y dinero echa un vistazo a las opciones que tenemos en nuestra web.

Solicitud del préstamo

Tras haber aportado la documentación necesaria, la entidad procederá al estudio de la viabilidad de la operación. Como siempre, cuanto menor sea la cantidad solicitada y el tiempo de devolución mayores serán las posibilidades de obtener el crédito. Algo parecido ocurre a medida que tus avales, tus ingresos y el resto de elementos que te ayudan a demostrar tu solvencia sean mayores, lo que también es una buena idea.

Dependiendo de la entidad con la que estés trabajando la respuesta se obtiene en plazos que van desde varios días, para las entidades tradicionales, hasta los apenas quince minutos que puede tardar la respuesta de las financieras especializadas en mini créditos al instante sin nómina. Así que, dependiendo de con quien trates, tendrás que esperar un poco.

Si finalmente tu solicitud es aceptada recibirás el dinero en la cuenta corriente que hayas indicado durante el proceso y podrás disponer de él de la forma que más te interese. Desde este mismo momento, el del ingreso, se empezarán a generar los intereses correspondientes y la obligación del pago de las cuotas correspondientes al préstamo concedido.

Devolución del préstamo

La opción más sencilla para devolver el préstamo es hacerlo a través de cargos en la misma cuenta corriente en la que has recibido el dinero. Este sistema evita que se te pasen los plazos de pago y que tengas que acabar pagando comisiones por algún despiste. Como alternativas tienes la posibilidad de pagar los plazos mediante tarjeta de crédito o débito o bien mediante una transferencia bancaria. Estos métodos son los más eficientes en caso de que se pase una cuota, ya que te permiten ponerte al día con tu préstamo sobre la marcha.

También tienes la opción de devolver en todo o en parte el préstamo solicitado de forma anticipada si lo deseas. Supongamos que pides una cantidad de dinero y posteriormente recibes un ingreso inesperado, encuentras trabajo y tienes nómina o por cualquier motivo no necesitas lo solicitado. En todos estos casos puedes amortizar parte del dinero que has recibido, lo que no solo reducirá los plazos de devolución y el importe de los recibos siguientes, sino que también te permitirá ahorrar una buena parte del coste de los intereses correspondientes.

Cancelación final del préstamo

Una vez que hayas pagado todas las cuotas del préstamo, este se anula automáticamente, así que no tendrás que hacer ninguna gestión ni tampoco pagar nada por realizar dicho trámite. Lo mismo ocurre en caso de que decidas amortizar el importe pendiente del mismo, en cuyo caso sí tendrás que abonar el importe correspondiente a la comisión de cancelación o de amortización, en caso de que el préstamo la incluya.

Preguntas frecuentes

¿Puedo pedir préstamos on line con ASNEF sin nómina?

Si ya de por sí pedir un préstamo sin nómina es complicado, en caso de que además figures en un listado de morosos como el RAI o en ASNEF dificulta aún más el proceso. Esto no quiere decir que sea imposible obtener uno de estos préstamos, dado que son algunos los créditos online sin nómina que están accesibles para estos perfiles de usuario.

No obstante, sí es cierto que las cantidades que vas a poder solicitar son más bien ajustadas y las condiciones de intereses que te van a aplicar serán bastante duras. Y aún más complicado es obtener créditos con ASNEF sin nómina ni aval, ya que estamos poniendo aún más complicaciones al proceso de concesión del préstamo.

Como alternativa, si no necesitas mucho dinero siempre puedes recurrir a los minicréditos sin nómina, que por su pequeño importe apenas cuentan con requisitos para su concesión. No obstante, los costes de este tipo de productos son más elevados que el resto de opciones que encontramos en el mercado.

¿Qué tipo de interés tienen los préstamos sin nómina?

Debido a que el nivel de riesgo de este tipo de créditos es mayor al que tiene un préstamo convencional es habitual que los tipos de interés que pagamos por ella sean bastante más elevados. Esto resulta especialmente notorio en los minicréditos sin nómina al instante, ya que por su inmediatez apenas tienen requisitos, pero, a cambio, cuentan con unos costes mucho más elevados. Por eso, entre nuestros consejos te recomendamos que siempre verifiques el coste del préstamo que vas a solicitar con la TAE correspondiente y dentro de lo posible recurras a aquellos préstamos que resulten más económicos. Hablamos de la TAE dado que este parámetro no solo incluye el pago de intereses, sino que también incluye los gastos y todos ellos a una tasa anualizada, lo que facilita comparar préstamos con diferentes periodos de pago.

¿Qué pasa si no pago?

En este caso no hay mucha diferencia entre lo que ocurre con un crédito personal tradicional y uno de estos préstamos sin nómina. En caso de que no pagues tus cuotas en su momento es posible que tengas la posibilidad de abonar las mismas con retraso, aunque tendrás que pagar también tanto los intereses de demora como las posibles comisiones por reclamación de recibos, que suelen ser bastantes cuantiosas. Si mantienes los impagos o simplemente no puedes ponerte al día entonces la entidad te reclamará la cantidad total que te haya prestado junto con el resto de gastos y comisiones que figuren en el contrato. Además, se te incluirá en los diferentes registros de morosos en los que la entidad esté inscrita y se ejecutarán los avales o garantías que figuren dentro del préstamo. Finalmente, si con todo lo comentado no se cubre el importe total, es posible que la financiera te lleve a juicio y te reclame la deuda pendiente, para lo que además pueden proceder al embargo de tus futuros ingresos o de otros bienes que tengas, si finalmente el juez así lo determina.

¿Se puede pedir una hipoteca sin nómina?

Debido al considerable importe que mueve una hipoteca, es obvio que el proceso de concesión de la misma sin una nómina de respaldo es bastante complicado. No obstante, no es algo imposible. A la hora de pedir una hipoteca sin nómina tendremos que recurrir a las entidades tradicionales, dado que las hipotecas online sin nómina son más bien escasas y las que se ofrecen están vinculadas precisamente a los bancos y financieras de siempre. Algo que nos obligará a acreditar una considerable solvencia económica, con unos ingresos recurrentes procedentes de cualquier actividad profesional, tal como pasa con los autónomos. También es muy probable que además de la propia garantía hipotecaria se nos soliciten otras garantías adicionales tales como avalistas o la inclusión de otras propiedades como parte de la hipoteca. La buena noticia es que cuanto más puedas acreditar respecto a tu solvencia, más fácil te será obtener esta hipoteca.

¿Son seguros los préstamos sin nómina?

En general, los préstamos sin nómina son un producto seguro siempre y cuando tengamos la precaución de contratar con una entidad registrada correctamente ante el Banco de España y que cumpla la normativa vigente al respecto. Tampoco está de más echarle un vistazo a todas las condiciones del contrato y ver que no hay nada extraño en el mismo. Si te surgen dudas siempre puedes consultarlas con la entidad o bien recurrir a algún asesor externo, que te informe sobre la conveniencia o no de lo que te están ofreciendo.

Seneste nyheder

Læs de sidste nyheder fra den finansielle sektor

Lo siento, no se han encontrado publicaciones.

Navi Banker is a global comparison service simplifying bank products and your choices when you need to borrow or save money.

We compare personal finance solutions such as loans, saving accounts, credit cards, and more.

Contact

Company Name
Upworth Solutions ApS

Address
Nupark 51, 7500 Holstebro
Denmark

Get in touch
hello@navibanker.com

naviBanker.com ("we") is not a lender, a financial advisor, or any kind of financial institution. We simply compare financial products and services to help users save money and time. We are not responsible for incorrect information or inaccuracy of interest rates, company information, or any other data - responsibility, therefore, falls on the customer to always check that the information is correct before using a service.